lunes, 24 de agosto de 2009

Tópicos II


Me encantan los números romanos, aunque si lo pienso un poco ¿hay a alguien a quien no le gusten? Es que queda mucho más bonito en el título poner "Tópicos II" que "Tópicos 2" Sí, son preciosos aunque de pequeños haya costado aprenderlos, la verdad, que lo de pasar a de tres a cuatro era un poco complicado y lo de cincuenta y quinientos me costó trabajo, es más tendría que pensar para saber cual es cual. Quién es quién, eso sí que es más difícil es este mundo de hoy en el que las apariencias rigen casi toda nuestra vida. No sé si a alguien le habrá pasado pero se produce un fenómeno esquizofrénico cuando estás hablando con alguien que no conoces demasiado y te das cuenta que se está comportando de una manera que induce a la confusión. Me explico, no es lo de, "Jasusa, cuanto tiempo sin verte" "Perdone, pero no se quien es usted". "Mujer, claro que lo sabes, que estuvimos juntas trabajando en aquella casa y tú eras la que tenía aquel problema de gases." Esto le pasó a una persona que yo conozco, tan fina y glamurosa ella que casi le da un desvanecimiento cuando oyó lo que acabo de relatar, sobre todo si pensamos que las palabras utilizadas no eran exactamente las escritas por mi. Pero no hablo yo de una confusión de este estilo, porque naturalmente a esta pobre chica la habían confundido con otra. No, hablo de un algo que no todo el mundo capta, porque no todos tienen una sensibilidad como la mía, todo hay que decirlo sin rubores y sin falsa modestia. Estás hablando con alguien y te das cuenta que te está dando información que no has pedido, porque únicamente quieres comentar lo buena que está el agua, que te llega a las rodillas, en esa tarde maravillosa de playa. Pues no, erre que erre a contarte todo el currículum académico de familia y amigos. No lo entiendes, pero lo terminas percibiendo, por razones ajenas a tu voluntad esta persona te está transmitiendo un mensaje muy claro, que te obliga a reflexionar sobre la imagen que sin quererlo estás dando de ti misma. Este es un tópico más de tantos, juzgarte por tu apariencia, por tus gestos o por la lengua que puedas hablar en un momento determinado. Es muy complicado relacionarse, con lo fácil que sería si todos llevásemos un indicador de estado como en los Sims. Tengo un diamante verde sobe la cabeza, eso quiere decir que me encuentro a gusto, que se cambia a amarillo, o es que me muero de hambre o es que me estás aburriendo de mortandad instantánea. Pero no es así, en la vida hay que disimular, disimular porque no quieres hacer daño, porque tu puesto de trabajo peligra o porque no quieres quedarte solo. Aunque hay otros tópicos más enervantes que normalmente suelen ir unidos a la intolerancia. "Mis mejores amigos son gays" esta es una frase que se oye mucho, tras la cual suele ir un "pero": no deberían dejar que se casaran, no deberían adoptar y cosas similares. Siempre me he preguntado y tus íntimos amigos gays, ¿qué dicen a eso?, hombre que cada uno piense como quiera, pero que no se intenten ocultar comportamientos homófobos con amistades inexistentes, vamos que dudo mucho que amistad y "si son tronchantes","si yo me parto de la risa con la pluma que tienen" sea compatible. Hay también otro tópico que no sé que tipo de conducta enmascara, pero que también me parece de lo más estúpido. "Pueden decir que no creen en nada, pero cuando uno se va a morir, todos en su interior se vuelven creyentes" ¿Pero cuantas veces te has muerto? te dan ganas de preguntarle al decidor de esta estulticia. Pero después están las realidades, siendo la mayor de ellas que en tu vaso de bolis puede haber mil rotuladores, de punta gruesa, indeleble, fluorescente, finísimo, azul, negro o pistacho pero jamás habrá un boli normal, de los de toda la vida, un bic naranja o un bic cristal, "dos escrituras a elegir, bic naranja escribe fino, bic cristal escribe normal".

17 comentarios:

Starkie dijo...

Después de haber hecho la Ola a esta entrada mientras la leo en el despacho de mi padre, comento: estoy de acuerdo contigo en cuanto los gays, que manía tiene la gente que no quiere parecer de derechas (y puede que no lo sea, ojo) de decir, yo no tengo nada en contra de los gays, si me caen muy bien...pero...arrg, qué rabia me da!

Kiüs dijo...

Hipocresías varias son las que imperan hoy día, sin duda. Como dices, sin ellas sería imposible la convivencia con los demás, aunque, sinceramente, prefiero las cosas a la cara.

Bonito final ;)

Blaconcia dijo...

A Starkie: es para matarlos.

A Kiüs: ¡a que está bien lo de los bic?, jajaja

Annie Hall dijo...

Me ha encantado esta entrada!!!!!!

Qué verdad lo de los prejuicios y lo de la típica que te pilla por banda y tú, sin comerlo ni beberlo, acabas dándole ánimos cuando, sin desearle ningún mal a nadie, no te importa un rábano lo que le pase.

Por cierto yo tengo un tazón a juego con tus tazas, con carita de irse a dormir que uso para hacerme la infusión o la sopa antes de acostarme.

Blaconcia dijo...

Me encanta, Annie, lo de la sopa o la infusión antes de dormir. Creo que escriberé una entrada sobre este tema. Además me da muchísima envidia el hecho de tomarla, porque a mi nunca me apetece sopa ni leche de noche.

Caaal dijo...

A mí siempre me apetece sopa. Excepto cuando hace calor, claro. Porque a mí la sopa que me gusta es la que se toma calentita, no esas cosas frías a las que la gente llama sopa. Starkie siempre dice que soy Mafalda y yo siempre digo que eso no puede ser porque a mí la sopa me encanta. Y si dentro le pongo trozos de pollo, carne y jamón estilo niño pequeño, más aún.

Esto ha sido un ejemplo del tópico "me han contado su vida sin yo quererlo". Gracias por atender a este cursillo. XDDDDDDDD

Blaconcia dijo...

Tu sopa es asquerosa, Caaal, porque vamos, con todos esos tropezones mezclados con los fideos, parece un plato de sobras de esos que se le daba al perro. A la pobre Tiona le encantaban, por cierto, bueno y a Malena y a Blacky tambíén, aunque a ésta lo que le chiflaba era lamer la pota del puré de zanahoriaA a Malena lo que más era el foi de las Navidades, ese requetecarísimo.
Hombre, si tú hablas de tus gustos sopiles yo hablo de los de mis pobres perras.

JM Beltrán dijo...

Esto de estar perdido tiene sus cosas malas, pero una de las buenas es que cuando vuelves siempre encuentras cosas nuevas bien chulas como esta entrada.
Como siempre me encanta tu manera divagadoramente analítica de transmitirnos tus pensamientos. Yo apoyo el modo SIMS (lo de los diamantes). Ale, ahora todos a partir de ahora a llevar colgando una pizarrita de esas blancas en las que pongas "Estoy de mala leche" o "hoy necesito cariño".
PD. Yo soy totalmente pro bic Cristal, siemrpe tengo uno cerca :)

Blaconcia dijo...

Ya nos contarás, JM, en qué líos andas metido porque no te vemos el pelo, ni a ti ni al Profesor, que lo echamos mucho de menos....
¡¡¡QUEREMOS AL PROFESOR YA!!!!

JM Beltrán dijo...

Pues te lo cuento ya mismo jeje, que estoy de mudanzas y ahora en mi antigua casa solo tengo el ordenador la mesa de dibujoy una cama, más o menos. Todos los dias llevando algo y acarreando cajas y muebles. Y también tengo mucho trabajo (lo cual es bueno) y he tenido que prescindir temporalmente de cosas como el profesor, pero volveré. Que ánimos me da ver que os gusta :)

Blaconcia dijo...

Pero ¿te das cuenta, Jm, lo maravilloso que sería vivir unicamente con una cama y el ordenador? Aprovecha y olvídate de la mudanza. Quédate dónde estás con lo que te queda. Qué felicidad!!! Yo cada vez que anduve de mudanzas lo pensé y no lo hice por cobarde.

Caaal dijo...

@jm beltrán: bic cristal rules!! Dicho esto... Tu mudanza está durando más que las obras de El Escorial, así que venga, a darse prisilla. ¡Y que quede bonito! XDDDD

@blaconcia: ya te he dicho que así no se puede. Sin libros...

Blaconcia dijo...

A Caaal: ¿Para qué están las bibliotecas?

A JM: eso, que quede bonito y queremos fotos, que con tanto tiempo de mudanza será como de "EL Nuevo Estilo", por lo menos.

JM Beltrán dijo...

jajaja, que va, dura porque somos unos perracos y porque los de telefónica me están mareando desde hace dos meses y no me cambian la linea a la otra casa, y yo hasta que no tenga internet allí no me voy XD
Tienes razón Blaconcia, a mi también me gustan los espacios diáfanos, pero no sé por qué al final terminamos llenando todo de cosas.
Por cierto que me estoy leyendo 100 años de soledad, bueno lo leía en agosto, cuando llegó septiembre y todos los lios he tenido que dejarlo a medias, pero me está gustando mucho.

Blaconcia dijo...

Es que, vamos, Cien años de soledad no se puede dejar aunque caiga un diluvio y se te moje el libro. No se puede parar de leerlo, hasta sin comer se queda uno :) Muy de acuerdo, sin conexión a internet yo no me traslado a ningún sitio. Todavía no entiendo como pude vivir tantos años sin ella. Qué vidas tan raras llevábamos.

Caaal dijo...

¡Y sin móvil, ignorando si habría cabinas para llamar a la grúa en medio de la nada donde se nos había parado el coche! ¡Y con cámaras de carrete en las que no sabías si habías hechos churros de fotos hasta que era demasiado tarde porque ya estabas lejos de Roma y con las que hacías hasta dos fotos de lo que te gustaba mucho "por si acaso"! Pero éramos felices igualmente... creo que era la adrenalina de la incertidumbre. XD

Blaconcia dijo...

Y como acabo de ver Cuéntame, podría decir miles de cosas más, pero vosotros sólo las conoceríais por la serie. Por lo que sólo pensaré en las modernías y nuestras vidas sin ellas. Sin GPS, dando vueltas como posesos alrededor de Ourense, sin encontrar la salida, ¿te acuerdas? Cinco veces pasamos por el mismo sitio, temiendo tener que pasar el fin de año como un tío vivo.